Esteban Borrell, FC Barcelona

Timón y ancla

Presionar: “Ejercer presión sobre el enemigo para hacerle abandonar sus posiciones”

Es una realidad, Sergio Busquets ha vuelto. No es casualidad que el Barça juegue sus mejores minutos de la temporada cuando Busquets está en el terreno de juego. Tanto en Sevilla como en París, el centrocampista robó, hizo jugar a los suyos y ahogó la salida del rival. En definitiva, impuso su ley.

Corría el verano de 2012 cuando el FC Barcelona empezaba una nueva etapa deportiva debido a que Pep Guardiola decidía no continuar como entrenador. Su marcha generó debates e incógnitas que durarían meses, incluso años. Una de las cuestiones más importantes fue la presión; el robo tras pérdida. Tras dos años de sequía en este aspecto, parece que Luis Enrique ha decidido utilizarla y, para ello, Sergio Busquets es su timón y su ancla.

Busquets se ha convertido en un correcaminos. En partidos como en Sevilla y en París, el centrocampista adelanta radicalmente su posición cuando el rival tiene la posesión. Así, obliga a los suyos a adelantar metros y asfixiar a un rival que debe recorrer muchos metros para crear peligro. Pero Busquets no solo presiona en su zona. Ahora, Busquets se mueve según el balón y no según el rival. Si el balón se desplaza a la derecha, Busquets está inmediatamente en la derecha. Si por el contrario se desplaza a la izquierda, vuelve a aparecer para desmontar al rival. En París, además de ser el jugador que más corrió (11.25 km), fue el gran protagonista del primer gol con un robo magistral fuera de su zona.

Pero no sólo es importante en la presión. Además de ancla, es el timón. Sin un guía en el centro del campo blaugrana, Busquets es quien debe dar salida a un equipo que sufre sin un jugador como Xavi en la creación. Con Luis Enrique, el centrocampista no se incrusta entre los dos centrales como hacía anteriormente sino que mantiene su posición en el medio para tratar de conseguir una salida más limpia. El riesgo aumenta considerablemente, pero si el balón llega a los delanteros este Barça es letal.

Ahora más que nunca, Busquets es el capitán de un barco que parecía ir a la deriva y que a día de hoy no tiene límites. Un buen capitán no se baja del barco hasta que sus marineros están a salvo y Busquets, en la sombra, está consiguiendo su objetivo: ser la brújula del Barça.


Pep Guardiola: “Para crear, necesitamos libertad, presión y riesgo” (Herr Pep)

Anuncios
Estándar

One thought on “Timón y ancla

  1. Pingback: FC Barcelona – FC Bayern: ¿llevar la iniciativa o jugar al contraataque? | Llevando la contraria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s