Esteban Borrell, FC Barcelona

Por los de verdad

El FC Barcelona es un club diferente. Ni más ni menos que un club; simplemente diferente. En Barcelona hay que tener cuidado por dónde pisas, a quién defiendes y a quién criticas. Y más en semana de Clásico. Un Clásico que no fue bien. Un Clásico que pone en el punto de mira a jugadores que no habían recibido una sola crítica. Un Clásico que aumenta, una vez más, la división interna en la afición. Un Clásico que pide responsabilidades a entrenador y director deportivo. Un Clásico que es capaz de hacer tambalear a leyendas. En definitiva, un Clásico en Can Barça.

Si buscan leer sobre el partido en sí, sobre el juego, se equivocan de lugar. Aquí no. Sobre el juego ya leerán que Piqué no está a su nivel, que Alves solo se dedica a hacer vídeos, que Messi no corre, que Xavi está viejo o, entre otras, que Pedro no tiene nivel. Ah, no se olviden de Andrés Iniesta. Posiblemente el mejor jugador de la temporada pasada es, hoy en día, según lo leído, un jugador viejo y sin nivel ni ganas para el FC Barcelona. Parte de la afición del Barça se deja llevar. Muchos apuestan por el conflicto y la crítica antes que por la confianza y la paciencia. No han pasado ni dos meses de competición y ya se está pidiendo que rueden cabezas.

Les pediré una cosa. Apunten en un papel u ordenador todo aquello que hayan pensado sobre el Barça tras el Clásico. No dejen títere con cabeza: Luis Enrique, jugadores, Bartoméu, Zubizarreta, Laporta e, incluso, Núñez. Una vez acabado, guarden bien esa hoja y prepárense para rescatarla a final de temporada. Les diré qué he apuntado yo en la mía:

– Confianza total y absoluta en la plantilla.

– Grave problema en el centro del campo. Xavi e Iniesta no supieron sostener a un equipo que exigía algo más en ataque para que Leo Messi pudiese combinar entre líneas. En defensa, totalmente sobrepasados por un Madrid que supo aprovecharlo a la perfección.

Leo Messi sigue siendo un jugador superlativo y poco aprovechado. Recibe demasiado atrás y eso le perjudica. Luis Enrique encontrará la tecla.

– 4-3-1-2 y no 4-3-3. Embudo en el centro del ataque que puede ser solucionado con la entrada de Suárez en el once. De momento, muy experimental.

Mascherano es actualmente el jugador más en forma de la plantilla. Posiblemente, apostaría por él como mediocentro defensivo en partidos como el del Bernabéu, en el que es clave recuperar. Busquets, sorprendentemente, estuvo a un buen nivel en defensa hasta que el partido se rompió.

– A Alves y Jordi Alba se les exige por encima de sus posibilidades. Además de laterales, son extremos.

Luis Enrique no debe entrar en guerras contra la afición, la prensa y los jugadores porque puede pasarlo mal. En rueda de prensa dejó caer varias pullas que no benefician al equipo.

Frases cortas y sin grandes justificaciones. Simplemente les pido que en unos meses, cuando se juegue lo importante, vuelvan a rescatar el escrito. Se darán cuenta de cosas. Reflexionarán. Para bien o para mal, pero lo harán.

El club no pasa, institucionalmente, por el mejor momento. Además de varios juicios abiertos, la confrontación con la anterior Junta parece obligar a una división total de la afición. Rosell o Laporta. Núñez o Cruyff. Parece de obligado cumplimiento tener que posicionarse por uno de los dos bandos. ¿Y si directamente no quieren a ninguno? En el día que Laporta y los suyos han ‘ganado’ en los juzgados, la división parece ser cada vez más insalvable. Para algunos, tan insalvable como el crédito de la Junta actual.

Una Junta que recibe golpes constantemente. Los dos casos más sonados son el de Neymar y el de la acción de responsabilidad. El primero va por los 100M cuando se dijo por activa y por pasiva que tan solo fueron 57. El segundo también ha dejado a la Junta actual en una situación complicada. El juez ha dado la razón a Laporta y, por tanto, ha asestado un golpe que puede ser mortal para Bartoméu de cara a las elecciones. A ello se puede sumar Qatar, Abidal, la votación de Beko, la entrada de niños, la Masia, Baena y un sin fin de salidas de tono que han provocado problemas con leyendas como Leo Messi.

Se seguirá hablando de Juntas, jugadores y entrenadores pero no de los socios. Bueno sí, disculpen, sí se habla de los socios. Se habla para criticar al que pide explicaciones. Mediante una Asamblea o mediante una denuncia tras no recibir respuestas. ¿No es posible respetarse? Si no hay nada que esconder, ¿por qué no se pueden pedir explicaciones? ¿No son los socios, supuestamente, los dueños del club?

Por ellos, los socios de verdad. Por los que viajaron al Bernabéu, sin ninguna facilidad, y se encontraron aficionados del Real Madrid en zona visitante. Por los que viajaron por Europa y se encontraron rodeados de extranjeros que no sabían ni el himno del club. Por los que aman y sienten. Por los que jamás irán a una final a pesar de desearlo. Por los que organizan y participan en previas. Por los que no reciben incentivos por viajar y lo hacen igualmente. Por los que piden una grada de animación para poder animar a los suyos. Por los que ven el aumento de turistas en el Camp Nou. Por los que lo darían todo por el club. Por los que van más allá de lo deportivo. Por los que ya no están. Por un Barça con seny.  Por ustedes, los de verdad.


“Tant se val d’on venim
si del sud o del nord
Ara estem d’acord, estem d’acord
una bandera ens agermana.”

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s