Pacoco Alarcon, Real Madrid

Ese algo especial

En la actualidad, nos hemos acostumbrado a escuchar esta expresión en relación al mundo del fútbol. Ya sea en el majestuoso Santiago Bernabeu o en el humilde Rubial. Champions League, segunda división o primera regional, en todas ellas siempre hay jugadores, personas, con un algo especial. Este algo especial puede manifestarse de miles de formas y maneras diferentes, siendo todas ellas igualmente únicas. Personas que, inexplicablemente, parecen estar dotadas con un ADN especial, un ADN impregnado de hierba, de cal, de fútbol.

Isco tiene ese algo especial. Se sabe especial y hacer sentir especial a la pelota cuando acaricia sus botas. Con mimo, con ligereza, con suavidad. Armonioso, fluyendo, dibujando movimientos con su cuerpo. El balón, el juego, nunca es irrelevante en sus pies. Una jugada después de Isco nunca es igual que antes de Isco. Capaz de imaginar lo inimaginable, de ejecutar lo imposible, de dar una vuelta más de tuerca. Hay opciones buenas y malas, y luego está la opción que solo un genio puede concebir, aquella que se cuece en su mente mientras aguanta la pelota, firme, con la vista alta. Da igual lo enrevesado que sea el desmarque del compañero, pues si existe la más mínima posibilidad de que el balón llegue a su destino, esta rondará la cabeza y los pies del malagueño.

Todo ello endulzado con una personalidad abrumadora. Líder. No importa la edad si la dicha es buena. No importa la edad si el “humilde” equipo de tu ciudad juega unos cuartos de final de la Liga de Campeones y tú, un joven de 20 años, casi les lleva a la victoria ante los gigantes de la Westaflia. No importa la edad si, dos meses después, toda una generación de talentos del país más hegemónico del último lustro te necesita, a ti, a un nuevo, para liderar una de las mayores exhibiciones recordadas en esa categoría. No importa la edad cuando un año después aquellos gigantes, a los que retabas desde la pequeñez, te necesitan, a ti, a un jugador de segunda fila, para difuminar la más alta de las murallas y alcanzar la tan ansiada recompensa.

El expreso de Cardiff descansará en la estación, algo que no ha de hacer preocupar al espectáculo, pues supondrá una nueva oportunidad de poder disfrutar del diferente. Del mago, del hechicero, de aquel que siempre tiene algo diferente que mostrar, de aquel con un algo especial, de Isco Alarcón.


Pacoco Alarcon, coordinador de la Bundesliga en VAVEL.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s